FOOOOOOOOOOOOOTOOO!!

FOOOOOOOOOOOOOTOOO!!
A foto máis GUAPA

BENVIDS

sfjemptyxuntos

CANTOS??

moitos

viernes, 18 de febrero de 2011

METAMORFOSIS de los ANFIBIOS

Pocas veces tenemos la suerte de observar cómo se reproducen los anfibios y seguir paso a paso la evolución de las crías en nuestro propio acuario. 

Texto y fotos, Elena C. (Gaua)

Dr. Pez © Jesús Salas y Carlos Garrido, 1997-2007. España

Me sentí muy afortunada cuando mis Xenopus comenzaron sin previo aviso a poner huevos y pude estar allí para verlo. Quiero compartir esta experiencia con todos vosotros y que sigáis tan atentos y fascinados como yo, el desarrollo y metamorfosis de estos magníficos animales.



De pronto, un día apareció un macho abrazadito a una de las hembras, y bien sujeto, ya que es realmente increíble cómo no se resbala gracias a sus zonas ásperas en los antebrazos. Iban nadando por el acuario, y cuando la hembra desovaba, el macho acercaba su cloaca a la suya para irlos fecundando, incluso ponían los huevos colocadas boca arriba para poder pegarlos a las plantas flotantes.



Cantaban a medida que iba poniendo huevos por todas las plantas, pegados a las hojas .
Es realmente sorprendente cómo cantan bajo el agua sin abrir la boca, y ¡qué sonido tan curioso!. 

En esta foto salen la pareja que ha hecho la puesta durante un abrazo.

Mientras tanto, el resto de ranitas (dos hembras y otro macho) que no estaban en el asunto como ellos, se dedicaban a devorar los huevos con ansia, se metían hasta las plantas en la boca.

Saqué algunas plantas (la mayoría las tengo enraizadas en troncos o sujetas a piedras) a un recipiente con agua aparte, para salvar los huevos y que no fuesen todos devorados.


Aquí os enseño las anubias (las plantas) y el tronco donde pusieron los huevos con algunos de ellos:
Y aquí se ve uno más de cerca, como veis son blancos (los padres son albinos) rodeados de una capa gelatinosa.
No me lo puedo creer ... es un embrión??!! 
Apenas han pasado unas horas, y algunos huevos están transformándose, la gran mayoría no lo están haciendo, pero una docena o así presentan este aspecto.


Me fijé que había algunas larvitas fuera de sus huevos, en el fondo del acuario y que casi todos los huevos no eran fértiles (como yo sospechaba) y estaban cubiertos de hongos.
Así que decidí sacar las plantas y los troncos donde estaban estos huevos para que no afectasen a las poquitas larvas que habían conseguido desarrollarse.

Pero días después me llevé la gran sorpresa de que mis Xenopus habían vuelto a hacer otra puesta y esta vez logré que se desarrollaran casi todos.
En la siguiente imagen vemos un renacuajo chiquitín. Todavía no tiene siquiera ojos, pero ya sabe aferrarse al cristal del acuario.

Los pequeñajos siguen vivos, y continúan su metamorfosis. Ya se les ven los ojitos negros, y la colita se ha alargado como en los renacuajos normales .No llegan ni a 1 cm, es realmente difícil verlos y hacerles fotos.

De momento siguen agarrados al cristal, descansando, pero de vez en cuando se echan a nadar. Todavía hay que esperar hasta que naden libres para darles de comer.
Algunos ya han empezado a nadar, y se quedan colgaditos de la superficie o de las paredes, pero todavía no nadan libremente.

Los tengo en un acuario con unos 7 cm de agua, y unos pocos Limnobium como planta flotante, para que absorban nitratos. Además y haciendoles compañía, también tengo una cría de caracol manzana (que suele ayudar a mantener el acuario, limpia los fondos).








La verdad es que los renacuajos de Xenopus no se parecen mucho a los de las ranas normales, más bien son como los alevines de los peces. Nadan constantemente, sin posarse en el fondo, con la cabecita hacia abajo abriendo y cerrando sus minúsculas boquitas para filtrar el alimento. 

Estos renacuajos son filtradores todavía, no cazan. Sólo pueden comer infusorios o cualquier alimento finísimo que puedan filtrar hasta que terminan su metamorfosis. Como no se me ocurría otra cosa, les dí alimento líquido para alevines. Ya miden 1 cm, y se les notan los ojitos negros, pero todavía no les veo los bigotes.




Los animalitos, se ve muy bien cómo nadan con la cabecita hacia abajo para filtrar el agua. Y uno de cerca, son muy curiosos, abriendo y cerrando la boca:
 Aquí una fotito a la hora de comer, justo después de echar al agua 20 gotas del alimento líquido.
Es impresionante lo que crecen, por lo menos unos 2 mm cada día. Sólo han pasado tres días de las últimas fotos, y mirad qué grandes están, ya miden 2 cm. En esta foto sí que se ve bien el caracol manzana, de color naranja.
¡Fijaros qué bonitos!, se les nota incluso la membrana de la cola, y eso rojito en su pecho es su corazoncito! Se le ve latir perfectamente. Nadan sin descanso y si se asustan, se agrupan como los alevines de los peces:
¡Qué graciosos, ya tienen bigotitos! Eso sí, son todo boca.
¡A comer! Les sigo echando el Nobilfluid, su alimento, parece que les va muy bien. Dejan cristalina el agua en tan solo dos horas de habérselo echado.
Siguen comiendo ahora ya, Sera Micron (otro alimento) disuelto previamente en agua, la verdad es que parece que les va bien.
¡Tienen 15 días y algunos ya miden casi 4 cm! Ya tienen bigotes mucho más largos que los de la foto anterior, y lo que es más sorprendente, se les empiezan a ver ¡las patitas de atrás!
En realidad no son todos iguales, hay algunos más pequeños y otros que crecen un poquito más despacio, pero hay uno diferente a todos ... lo llamo "colita corta", porque es curioso, le falta la mitad de la cola, nació con ella así. Pero no tiene problemas para nadar, y de hecho es uno de los más grandes:
Cabezotas, cabezotas ...
Uno, dos, tres, cuatro ... y cinco deditos!!! Ya se les pueden contar en las patitas traseras.
Lo que más me impresiona es que no tienen ni un mes de vida ... y casi todos tienen ya las ¡cuatro patas! En el día 24, ya se les nota claramente los deditos de las patas traseras y si os fijáis con detalle, también se ve donde empezarán a aparecer las delanteras.
Aquí se ve parte de la "manada". La verdad es que no sé cómo nadan sin chocarse entre ellos. La mayoría son normales, aunque también hay unos cuantos con la cola torcida, aunque curiosamente están bien desarrollados.
Y aquí una fotito de lateral, medirá unos 5 cm, ya no crecerán más. Sólo les queda perder la cola ... Y fijaros, ¡ya tiene bracitos!!
Y mi favorito, un "rana-cuajo" ... es muy gracioso verle estirar las patitas traseras, como pensando "cuántas cosas tengo para mover ahora, qué lio!". Ya se pasan cada vez más tiempo cerca del fondo, aunque siguen subiendo a tomar aire.
Son muy importantes los cambios de agua, ya que es la única manera de que tengan el agua en buenas condiciones, puesto que como son filtradores no se les puede poner un filtro.

Han crecido rapidísimo, justo acaban de cumplir un mes y ya tengo algunas ranas que han terminado su metaformosis.

Unas fotitos de hace unos días: una rana-cuajo ya sin bigotes, y con carita de "rana"
Cerca del día 30, he separado los rana-cuajos más desarrollados, los que ya no se alimentan y están reabsorbiendo la cola, fijaros qué diferencia en cuanto a la velocidad de metamorfosis.

Y a la ranita que se ve en la parte inferior derecha le he dado ya de COMER! He probado con unos grindal, y le encantaron, aunque son quizás demasiado pequeños para ella. También se puede probar con larvas negras o blancas, o quizás tubifex o dafnia.
Aquí están los más avanzados, pero el resto que están en el acuario grande están ya casi para dejar de ser filtradores.
La evolución va llegando a su fin!!! Bueno, en realidad ya se acabó la historia de los renacuajitos y veréis por qué...

Ya tienen mes y medio y todas han absorbido la cola, algunas hace ya dos semanas. Y son preciosas réplicas de sus padres de menos de 2 cm (es curioso, pero en el paso de renacuajo a rana, el tamaño de su cuerpo se reduce)

Aquí las veis comiendo larva roja, aunque también les doy larva blanca y negra y lombrices pequeñitas si consigo.
Todas las ranitas son albinas puras como sus padres, eso sí, una de ellas, la más grande, es un precioso macho albino dorado.

Aquí las veis con detalle, son exactamente igual que los adultos, incluso tienen las tres uñas negras en sus patas traseras (de las que viene su nombre común), y ya saben utilizarlas para partir su comida.
¡La historia llega a su fin! Las pequeñas ranitas siguen creciendo cada día. La verdad es que son realmente divertidas ahora que son tan peques, aunque algún día llegarán a ser tan impresionantes como sus padres.

Ya es toda una ranita ...
Resulta realmente divertido ver cómo se ponen unas encima de otras y no les importa en absoluto!
Y por si queréis ver cómo conviven:
Ahora tienen ya dos meses y medio (desde que se metamorfosearon) y me quedé con estos dos preciosos machos.

Y en esta foto se ve cómo el más grande de ellos presenta los antebrazos oscuros, típicos de los machos . Todavía lo de cantar digamos que no se le da muy bien, desafina un poco.

Y una última fotito, con tres meses y medio ...
Para ver el sitio original: KALOULA
 Y un par de metamorfosis más: la de las medusas:
 Y la de los saltamontes: aquí la transformación es mucho menos visible...